5 Sep 2016
GTM Workspaces
Lectura: 8 mins.
|
Dificultad:

Actualización de Google Tag Manager (I): Espacios de Trabajo

Cambios! Esto me enfurece y me desconcierta!

Recientemente y tras un periodo de beta cerrada, se ha publicado una nueva versión de Google Tag Manager, con novedades importantes que incluyen, entre otras, un rediseño total de la interfaz de administración (que repasamos aquí )

La principal novedad introducida y anunciada junto con su respectiva guarnición de bombo y platillo, sin embargo, son los Espacios de Trabajo o Workspaces. Esta nueva característica promete mejorar nuestra forma de trabajar con GTM, especialmente en los casos en que lo hagamos de forma concurrente, con varios usuarios o grupos actuando sobre un mismo contenedor.

1. ¿Qué son los Espacios de Trabajo y para qué sirven?

Versión corta: Nos permiten trabajar con varios borradores de contenedor simultaneos, con control de cambios, sincronización entre versiones y detección/resolución de conflictos.

Básicamente, son una vuelta de tuerca al sistema de borradores y versiones del que disponiamos hasta ahora.

La escena de hacking mas estupida de la historia, y mira que hay candidatas
Editemos a la vez! Qué es lo peor que puede pasar?

Hasta el momento, para cada contenedor teníamos por un lado su borrador, la instancia del mismo sobre el que trabajamos y en el que se registra todo el historial de cambios realizados, y por otro sus versiones, la lista de “copias” del contenedor que vamos creando y guardando de forma secuencial (bien a partir del borrador actual o de versiones anteriores), cualquiera de las cuales podemos en cualquier momento publicar, previsualizar o recuperar.

Este método de trabajo, aunque cómodo para un solo usuario, puede resultar problemático cuando son varios usuarios, departamentos o agencias los que tienen el control del mismo, ya que todos los cambios se hacen simultaneamente sobre el mismo borrador, y no hay forma de evitar que se “pisen” cambios, se publique en un momento inoportuno o, en general, se puedan llevar a cabo dos desarrollos paralelos de forma segura sin necesidad de coordinar y restringir.

2. Espacios de trabajo = Varios borradores simultáneos

Ahora, para cada contenedor habrá uno o más espacios de trabajo, y cada uno de ellos funciona como un borrador independiente.

En el interfaz de GTM, al entrar en la pestaña CONTENEDOR esta se convierte en ÁREA DE TRABAJO (viva el naming consistente ) o WORKSPACE. Si tenemos creado más de un espacio de trabajo (por defecto hay uno ya creado como “Default Workspace”), se abrirá un panel donde nos pedirá especificar cual queremos abrir:

Lista workspaces

Una vez seleccionado, pasará a ser el borrador a editar.

Desde este mismo panel podemos también editar (icono “info” a la derecha de cada uno), eliminar (al editar, menú superior junto al botón de guardar) o crear (botón “+” superior derecho) espacios de trabajo nuevos.

NOTA: Al crear un nuevo espacio de trabajo, lo hace siempre a partir de la versión guardada más reciente del contenedor – La cual no tiene por que ser la actualmente publicada o la más actual (si hay cambios aún sin publicar en otro espacio de trabajo).

En cualquier momento podremos volver a este panel con un nuevo selector en el menú de la izquierda:

Selección workspace

A partir de aquí, ya podemos trabajar sobre el espacio de trabajo seleccionado como siempre, y en cualquier momento publicar los cambios. Pero… qué ocurre en caso de conflicto? Qué pasa con los otros espacios de trabajo si queremos publicar el nuestro? Y con el nuestro si alguien crea una nueva versión del contenedor?

Aquí es donde entra en acción la nueva funcionalidad de sincronización.

3. Publicación y sincronización

Cada vez que desde un espacio de trabajo se da a Publicar (o a Crear Versión), ocurre lo siguiente:

1) Se muestra una nueva interfaz de publicación:
Panel publicación

Mucho más allá de un simple diálogo de confirmación, este nuevo panel es mucho más completo: Entre otras cosas, nos muestra un sumario completo de los cambios realizados (con posibilidad de gestionarlos individualmente, ver más abajo!) y un recuadro que nos insta a identificar, con nombre y descripción si no lo hemos hecho ya, la versión a crear… De hecho, si no lo hacemos nos lo vuelve a recordar una vez más antes de publicar. Ya no hay excusa!

amable invitacion

2) Una vez confirmada la operación, se crea (y publica, si así lo hemos indicado) una nueva versión del contenedor a partir del espacio de trabajo, y el espacio de trabajo es automáticamente eliminado, salvo si es el espacio por defecto o “Default Workspace”.

3) Y ahora viene la magia… si hay otros espacios de trabajo, estos reciben automáticamente una notificación de la creación de la nueva versión, junto con un enlace para actualizar el workspace con los nuevos cambios:

Notificacion actualizar workspace

Si cerramos la notificación, el aviso y enlace seguirán estando disponibles en la pantalla de Descripción general:

Actualización workspace desde overview

Aunque lo ignoremos, no nos vamos a librar: Cuando vayamos a publicar nos volverá a avisar y, si no actualizamos manualmente, lo hará de forma automática como parte del proceso de publicación.

Que lo voy a actualizar de todas todas, vaya

En cualquier caso, una vez seleccionamos actualizar el espacio de trabajo, nos aparecerá un panel como este:

Actualizacion workspace

Desde aquí podemos revisar todas las versiones creadas (ya que puede ser más de una) con las que el espacio actual necesita sincronizarse, y confirmar dando a Actualizar.

Normalmente, todo termina aquí: Los cambios de cada respectiva versión se integran en el espacio de trabajo y podemos publicar o seguir editando. Pero, qué pasa si hay conflictos? Si dos versiones/workspaces han hecho cambios paralelamente sobre una misma etiqueta, activador o variable, con cual nos quedamos?

Por suerte, el actualizador automáticamente detecta y avisa de estos conflictos, dándonos la oportunidad de resolverlos:
Conflictos

Haciendo click sobre el enlace “Resolver” (notificación disponible también en Descripción general) o sobre un conflicto concreto, se abrirá un completo panel donde podremos ver ambas versiones comparadas, revisarlas y tomar una decisión para cada caso, priorizando una de las dos versiones o incluso combinándolas, cogiendo cambios de una y de otra.

Resolución de conflictos

Más sobre este panel en breve. Por ejemplo… que tal ahora?

4. Control de cambios avanzado

Y es que esta funcionalidad de gestión de cambios, si bien es especialmente útil durante la resolución de conflictos, no se queda ahí. De hecho, en cualquier lugar en que aparezca un sumario de cambios realizados (por ejemplo, en la pantalla de Descripción general, o en el panel de publicación), tenemos la opción de seleccionar cada cambio individualmente y revisarlo o deshacerlo:
Descartar cambio

Si seleccionamos Descartar el cambio, lo deshacemos. Como si no hubiéramos tocado nada!

Si seleccionamos Ver el cambio, aparece el mismo panel de comparación de versiones que hemos visto para los conflictos:

Revisión cambios workspace

En ambos casos (versiones en conflicto, original vs modificada) aparecen ambas versiones frente a frente, con cada cambio resaltado individualmente: Campos añadidos en Verde, eliminados en Rojo, modificados en Azul.

Para cada uno, podemos hacer click sobre la flecha central y decidir si Ignorar (quedarnos con la versión del espacio de trabajo) o Copiar (sobreescribir el espacio de trabajo con la otra versión).

Si estamos en el asistente de resolución de conflictos, tenemos además la opción de navegar entre conflictos (flechas anterior/siguiente) y Resolver todo , lo cual aplica automáticamente la opción “ignorar” a todos los cambios (esto mismo es lo que hará en caso de actualización automática por publicación).

Una vez resueltos todos, podemos Aplicar o Guardar para confirmarlos.

5. Notas y referencias

Finalmente, un par de notas a destacar sobre los espacios de trabajo:

Luego prendes fuego a la oficina, y con razon
Alguien… alguien ha visto mi etiqueta de AdWords?
  • Actualmente, el número de espacios de trabajo simultaneos está limitado a 3 en la versión standard (gratuita) de Google Tag Manager; no así en Google Tag Manager 360, la versión de pago incluida en la suite Google Analytics 360. De momento es la primera diferenciación introducida entre versiones gratuita/premium en GTM… Esperemos que no se aficionen demasiado a ello
  • Al menos de momento, la nueva capa de separación introducida por los entornos de trabajo no se ha extendido a la seguridad: No se han añadido permisos a nivel de workspace, estos siguen siendo a nivel de contenedor y cualquier usuario con permisos adecuados puede ver, editar o publicar cualquier espacio de trabajo. Pero al menos, ahora si alguien toca donde no debe va a ser más facil que nunca detectarlo.. y arreglarlo

Y por supuesto, los enlaces de rigor:

En el próximo post, segunda parte con el resto de novedades!