4 Feb 2019
Cómo elegir proveedor de analítica digital
Lectura: 6 mins.
|
Dificultad:

Cómo elegir a tu proveedor de analítica digital

En un artículo anterior, explicábamos cuándo debería contratarse un proveedor externo de analítica web y cuándo debería dedicarse un departamento interno de la empresa.

Tomar esa decisión (contratar o asumirlo in-house) es únicamente el primer paso; el segundo es incluso más importante: ¿cómo escoger al proveedor adecuado de analítica para mi negocio?

Características del perfecto proveedor de analítica

A la hora de evaluar y seleccionar al proveedor de analítica digital, habrá que fijarse en varias características principales, algunas de las cuales son:

Dimensión de la agencia (grande vs. pequeña)

Piensa qué tipo de proveedor necesitas. Una agencia pequeña te ofrecerá una comunicación más rápida y eficaz, terminará conociendo mejor las particularidades de tu negocio y será más flexible a la hora de modelar el servicio prestado. Por otro lado la agencia grande o generalista ofrecerá servicios más integrales y una mayor escalabilidad en caso de crecimiento exponencial de la cuenta.

Interlocución

Esta es una de las grandes claves de la relación con tu proveedor. Busca siempre agencias que aseguren la interlocución directa con el equipo de trabajo, no solo con el gestor (comercial) de la cuenta. En el caso de la analítica digital, será indispensable esa comunicación, porque habrá varias personas, de varios departamentos y/o proveedores, implicadas en los proyectos.

Tecnologías

Procura no atarte a un proveedor que revende una solución analítica de un tercero, sino a uno que domine la esencia del marketing digital y el análisis de los datos, que pueda adecuarse a las tecnologías que emplea tu empresa y/o sugerirte alternativas adaptadas a tus necesidades (y no a las de sus partners tecnológicos).

Metodologías

Es fundamental encontrar agencias con metodologías de trabajo contrastadas. Por ejemplo, las agencias certificadas en Google Analytics cumplimos los estándares de calidad dictados por Google que, además, enriquecemos con procesos propios fruto de la experiencia en el área.

Del mismo modo, procura trabajar con agencias que hayan implementado su propio protocolo de seguridad y confidencialidad de los datos, será una garantía adicional de profesionalidad.

Proactividad

Confía en aquellos proveedores que van más allá, los que no solo cubren las necesidades expresadas, sino también las necesidades detectadas a priori y a posteriori; en la mano del contratante estará siempre determinar el alcance del servicio. Sin embargo, un proveedor que no detecta ni propone acciones conseguirá unos resultados limitados por su propio techo de cristal. Busca un compañero de viaje que vea la analítica como un medio y no como un fin.

Formación

En el entorno digital tan extremadamente dinámico la formación es clave. Encuentra proveedores con programas internos de formación y certificación que, además, te ofrezcan opciones para que formes a tu equipo con temarios personalizados y sobre el propio caso práctico de tu empresa. Un proveedor que te forma demuestra su interés por tus resultados.

‘Feeling’

Puede ser un viaje largo y mejor hacerlo con alguien con quien conectes y te entienda; de lo contrario, es probable que sea necesario un cambio de proveedor. Es importante sentir desde el principio la cercanía empresa-proveedor, ya no tanto física —para eso existe Skype—, sino percibida, el estar ahí cuando lo necesitas.

Cómo sacar todo el partido a tu proveedor de analítica

Ya hemos esbozado los detalles en los que fijarse a la hora de elegir al proveedor. Una vez que la relación comienza, tendrás que explotar al máximo todo su potencial.

Aquí tienes algunos consejos para conseguir la relación perfecta con tu proveedor digital, que te permita conseguir los máximos resultados y además trabajar en un ambiente enriquecedor:

Comunicación fluida

Ese estar ahí al que se hacía alusión antes debe ser bidireccional: es fundamental que le dediques el tiempo necesario a tu proveedor. No es una cuestión de karma pero, si le haces sentir importante y estratégico para ti, tú terminarás siendo importante y estratégico para él, no querrá defraudarte y te convertirás en una opción prioritaria en su calendario de trabajo.

Idealmente deberías tratar a tu proveedor como si fuera un departamento interno más.

Pensar a largo, actuar a corto

Las relaciones con todos los proveedores, incluso con los que —a priori— vienen para quedarse solo una temporada, deben tener un sentido estratégico. El proveedor necesita entender el contexto de su trabajo dentro del ecosistema corporativo y de los objetivos a largo plazo.

Sirva el típico símil de las relaciones de pareja: cuando te comprometes con alguien ha de ser con afán de continuidad, disfrutar del presente sin un plan a largo plazo suele terminar mal.

No pongas límites a priori

Descubre todo el potencial de tu proveedor. Por ejemplo, si no le permites salirse del reporting descriptivo, nunca sabrás su potencial de asesoramiento prescriptivo. Al igual que ocurre con los empleados, puede que tengas una joya entre manos y que no la estés sabiendo exprimir, solo por tenerla encasillada dentro de un rol concreto.

Evita la sobrediversificación

Es habitual y razonable que las grandes empresas cuenten con proveedores diferentes para diseño, desarrollo, marketing, comunicación, publicidad, analítica, etc. Sin embargo debe evitarse caer en los extremos, por ejemplo, con diferentes proveedores de analítica digital para sitios web de una misma empresa y con unos mismos objetivos de negocio. Además del deterioro en las relaciones, derivará en alargamiento de plazos y gastos adicionales por duplicidad de ciertos trabajos o por necesidades excesivas de comunicación entre las partes.

Cambia de proveedor (si hace falta)

Aceptémoslo, todo se termina tarde o temprano. Y alargar un error es cometer otro. Cuando detectes que tu proveedor actual es un problema más que una solución, cuando entiendas que ralentiza el ritmo de trabajo del resto de agentes implicados en el proyecto, entonces será el momento de buscar nuevas opciones.

Más información

Esta es nuestra visión, la de un proveedor de analítica digital, pero siempre puedes consultar a otras empresas de tu sector. De hecho, es aconsejable preguntar a colegas, incluso de otros sectores, quién les ayuda con la analítica web/app y qué grado de satisfacción han alcanzado.

También puedes consultar la página oficial de Partners de Google Marketing Platform (inglés) para comprobar qué requisitos estamos cumpliendo las empresas certificadas, además de poder buscar agencias que se adapten a tus necesidades.

Por nuestra parte, estamos abiertos a cualquier consulta, ya sea pública mediante los comentarios en este mismo artículo o, si lo prefieres, de manera privada a través del contacto con Aukera vía formulario, email o llamada de teléfono.

¡Buena elección! 🙂