17 Ene 2019
Entrevista a Martxi Miraz, de Aukera
Lectura: 11 mins.
|
Dificultad:

Martxi Miraz: “En nuestro sector hay mucho ruido y mucho pseudo gurú”

Hoy inauguramos una nueva sección en el blog con la que queremos que conozcáis un poco mejor a las personas que trabajamos en esta agencia.

Vamos a empezar con la que probablemente sea la cara más visible de Aukera, ya que es quién está más en contacto con nuestros clientes: nuestro Account Manager, Martxi Miraz. Podéis leer la entrevista completa aquí mismo o escucharla en nuestro podcast.

 

Martxi, cuéntanos quién eres y a qué te dedicas.

Pues lo acabas de contar perfectamente. Soy la persona que tiene relación con los clientes y, si atendemos a lo que aparece en mi job title, pues soy Account Manager en Aukera. Explicado de otra manera, si se lo tuviera que contar a algún familiar por ejemplo, que nos preguntan mucho a qué nos dedicamos, pues le diría que soy la persona encargada de atraer a más clientes a Aukera, de intentar generar una cartera mayor y, a los clientes que ya trabajan con nosotros, tratar de fidelizarlos, de ofrecerles más servicios, atenderles… En fin, estar un poco pendiente de la actividad comercial de Aukera.

¿Cómo empezaste en el mundo del marketing digital? ¿Por qué te dedicas a esto?

He de confesarte que llegué un poco por casualidades de la vida, porque yo venía del mundo de la comunicación. Trabajando en medios, ofrecía también servicios de publicidad y entendía que Internet —te estoy hablando del año 2005 aproximadamente— era un canal más de publicidad para los clientes. Por aquel entonces eran clientes del mundo de la radio y yo empecé a ofrecer servicios de alguna manera complementarios, tratando de hacer que mis clientes de publicidad en radio tuvieran también su presencia en Internet a través, fundamentalmente, de una página web. Este fue mi primer contacto con el marketing digital.

Con todos los años que llevas dedicado a este sector, desde tu perspectiva, ¿cómo han cambiado las cosas?

Teniendo en cuenta que el marketing digital es un entorno muy dinámico y extremadamente cambiante, hablar de tiempo hace que las perspectivas cambien bastante. Fundamentalmente, digamos que los mercados han madurado mucho, prácticamente todas las empresas tienen ya actividad en Internet, como mínimo con presencia a través de una página web o redes sociales, y yo creo que la gran diferencia que estoy encontrando es que las empresas van buscando servicios más especializados. En lugar de ir a cosas más genéricas, las agencias de marketing digital como es el caso de la nuestra, de Aukera, ofrecen servicios más orientados a especialización en un área concreta —analítica digital, SEO, usabilidad…—  más que cuando empezaba el boom de Internet, que lo que demandaban prácticamente todas las empresas era tener una presencia en Internet a través de una página web.

¿Cuántos años llevas en Aukera?

Pues este año voy a hacer en Aukera 9 años. Perdón, 10 años, en 2019 haré 10 años en Aukera.

¿Cómo ha cambiado tu papel en la empresa desde que comenzaste?

He de decir que no ha cambiado demasiado, la verdad es que desde el inicio me he dedicado siempre a hacer lo mismo, a tratar de buscar clientes, de ofrecerles servicios… Lo que ha cambiado es un poco el entorno, cuando yo empecé éramos menos compañeros, también los servicios eran distintos y éramos una agencia más genérica, pero a grandes rasgos diría que mi papel en ese sentido no cambiado demasiado. Fundamentalmente me dedico a tratar de captar clientes, desarrollar negocio para Aukera y hacer que los clientes que ya son de la agencia se sientan cómodos, puedan tener un canal de comunicación conmigo, me expresen sus necesidades, dudas… En fin, ese tipo de cosas.

Cuéntanos un poco cómo es tu día a día. ¿Cómo identificas las oportunidades comerciales? ¿Qué pasos sigues en las negociaciones con los clientes?

No voy a desvelar ningún truco especial, básicamente intento estar bastante al tanto de la actividad empresarial de nuestro entorno más cercano, pero, en general, utilizo herramientas conocidas por todos. Soy usuario de LinkedIn, que es una herramienta que a mí me ayuda sobre todo a identificar el perfil al que puedo tocar comercialmente para ofrecerle algo muy concreto; porque lo que sí hago es intentar personalizar bastante las ofertas que hago o los ofrecimientos que hago a las empresas.

Además de LinkedIn, sigo portales verticales, leo bastante prensa económica, intento seguir algunas empresas que me parecen interesantes y, sobre todo, trato de buscar empresas a las que creo que les podemos ofrecer algo que les aporte valor. No disparo a discreción, sino que intento ser bastante selectivo.

En este proceso comercial, en un sector que mucha gente desconoce, supongo que habrá clientes que tengan más conocimiento y otros que estén un poco más despistados. ¿Qué es lo más disparatado que te ha llegado a decir un cliente?

Me han llegado a decir de todo. Quiero decir, que es un sector donde, creo que también un poco por culpa de los profesionales que trabajamos en él, nos hemos alejado en ocasiones del cliente que, a veces por desconocimiento, otras por osadía, otras porque de repente acuden a un congreso o hay alguien que les cuenta en una charla las bondades de Internet, te pide cosas que no aplican a su negocio.

Por poner un ejemplo, una empresa industrial que haga un producto muy concreto y se obcequen en estar en una red que no es la idónea para su negocio.

Digamos que cosas, así extrañas, te puedo contar varias, pero casi por discreción de empresa y de cliente preferiría no hacerlo y, sobre todo, que entiendo que a veces los errores o las cosas que piden de alguna manera vienen provocadas un poco por el ruido que hay en este sector.

En el aspecto personal, ¿puede llegar a afectarte el trato con el cliente en algunas ocasiones?

Suelo decir que lo que más me gusta de mi trabajo es, precisamente, la relación con el cliente. La verdad es que me siento muy orgulloso de que algunos de los clientes en mi trayectoria profesional, no solamente en Aukera, sino en otras empresas en las que he trabajado, han acabado en muchos casos siendo mis amigos. Eso también tiene su lado negativo, porque cuando a un amigo le tienes que decir que hay determinadas cosas que no puedes hacer o que incluso ese amigo, que representa a una empresa, decide no seguir trabajando con la empresa en la que yo trabajo, no es fácil, ni para esa persona ni para mí.

Pero a mí el trato con los clientes es lo que más me gusta de mi trabajo la verdad.

Martxi Miraz en Aukera

En un sector que es tan cambiante, ¿cómo te mantienes al día?

Sobre todo estando muy atento a la actualidad a todos los niveles. Va muy en la línea de lo que te contaba antes, a nivel profesional, en el apartado estrictamente comercial: leyendo blogs, siguiendo a profesionales que creo que tienen mucho conocimiento de este sector y también las redes sociales me ayudan mucho, fundamentalmente porque sigo a gente a la que admiro a nivel profesional.

Luego, también desde la perspectiva de la empresa trabajo, en Aukera, tenemos mucho foco en la formación, en compartir todos los compañeros cualquier novedad, cualquier materia que entendamos que va a complementar nuestro expertise del día a día. Tenemos planes de formación internos y la verdad es que se atiende cualquier necesidad que detectemos y que no haya sido planteada por la empresa; nosotros lo contamos abiertamente en reuniones informales que tenemos todas las semanas. En ese sentido yo creo que puedo decir que se nos escapan pocas cosas, a mí al menos.

¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en Aukera?

Me gusta sobre todo la libertad que tenemos, hablo en nombre de todos, aunque creo que no me equivoco. La libertad de sentirnos muy responsables de lo que hacemos, para hacer propuestas, para defender nuestro criterio, para tener una posibilidad muy alta de conciliar la vida laboral con la personal. Siempre se tiene en cuenta cualquier petición que entendamos que nos va a hacer mejores profesionales y, además, se trata de implementar al nivel del resto de compañeros.

Fundamentalmente eso, creo que, desde esa perspectiva, somo una organización muy moderna y que, a mí al menos, me hace sentirme muy cómodo; por ahí no tengo mayores problemas. Tiro además de mi histórico y diría que cuando he buscado empresas en las que trabajar, el modelo que tenemos en Aukera era el que yo entendía que hace que seas mejor profesional y sientas más tuya la empresa.

¿Qué es lo que más pereza te da de este sector?

De esto he escrito incluso alguna vez en el blog y tiene que ver con el propio sector. Me parece que es un sector que tiene pocas barreras de entrada y no hay un código deontológico, como en otros sectores, que ayude incluso a los clientes a identificar realmente cuándo un proveedor es de calidad y cuándo un profesional está haciendo bien su trabajo, esa es la parte que a mí menos me gusta.

El entorno cambiante ya lo asumo, llevo muchos años y sé que hay que estar reciclándose constamente; eso tiene una parte buena, que hace que salgas de tu zona de confort y que no te conviertas en un autómata haciendo siempre lo mismo. Pero la parte que menos me gusta es esa, yo creo que hay pocas barreras de entrada y mucho ruido, mucho pseudo profesional y pseudo gurú, que a veces distorsionan un poco la perspectiva de los clientes; teniendo en cuenta que hay libertad absoluta para que todo el mundo intente ganarse la vida, yo no me considero ni peor ni mejor que nadie, pero creo que por ahí deberíamos poner algún freno y, entre todos los que nos dedicamos a esto, marcar algunas líneas de entrada, porque me parece que en algunos casos es bastante sangrante.

Como miembro de una gran estirpe ferroviaria, ¿crees que alguna vez funcionará la web de Renfe?

Efectivamente soy hijo de ferroviario y hermano de ferroviario, con lo cual, sé de lo que hablo y como se suele decir en las entrevistas, me alegra que me hagas esta pregunta.

Hasta donde yo sé, creo que este 2019 Renfe va a licitar el desarrollo de una nueva web, una web que cambió, creo recordar, en el año 2015, pero que no es precisamente un ejemplo de hacer bien las cosas, no sé las razones, pero la verdad es que hay bastante queja.

A nivel de redes sociales ha sido algo muy comentado desde hace muchos años, pero creo que este año sale a concurso la licitación de la nueva web. Dicho sea de paso, por si llega esto a algún profesional de Renfe, nosotros estaremos encantados de ayudarles y más cariño que en Aukera no les va a dar nadie, eso seguro.

Ya para terminar, desde que entré en Aukera llevo oyendo hablar de tu famoso arroz negro, pero no lo he catado, ¿cuándo nos lo vas a hacer Martxi, por favor?

Pues como en la oficina no tenemos cocina va a ser difícil que aquí podamos.

Traemos un hornillo.

No estaría de más, pero sabemos que en esto sí que es bastante intrasigente nuestro CEO, que no nos quiere poner un microondas [el horario de trabajo en Aukera es de 8.00 a 15.00]. Entonces va a ser difícil que pongamos un hornillo.

Sabéis que el ofrecimiento está hecho y hay un proyecto de irnos un día a un txoko y que probéis ese arroz negro que, está mal que yo lo diga, pero efectivamente es una maravilla.

Pues a ver si es verdad y lo probamos. Hasta aquí llega la entrevista, esperamos que os haya gustado y volveremos próximamente para entrevistar a otro miembro de Aukera y que nos conozcáis un poco mejor. Muchas gracias, Martxi.

Gracias a ti.