27 Oct 2017
Guía SEO: arquitectura web
Lectura: 9 mins.
|
Dificultad:

Guía SEO: Arquitectura web

Continuamos con la siguiente entrega de nuestra guía para el desarrollo de un proyecto SEO (al final del post, encontrarás el índice de todos los artículos publicados). En el post de hoy hablaremos sobre la arquitectura web.

En el artículo sobre keyword research, comentábamos la gran importancia que tiene el estudio de palabras clave para detectar patrones de búsqueda e identificar términos estratégicos que nos ayudarían a determinar una arquitectura adecuada para un sitio web. Una vez que tenemos identificados los términos más importantes a posicionar y conocemos los patrones de búsqueda de los usuarios, debemos analizar si la arquitectura del site que auditamos los tiene en cuenta, y si por lo tanto sigue una estructura óptima para el posicionamiento orgánico. Si no es así, una de nuestras labores como auditor SEO será indicar las mejoras que debe aplicar a la estructura web, teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

Jerarquía de URL por niveles de navegación

Teniendo en cuenta el estudio de palabras clave, tenemos identificados ciertos patrones de búsqueda que nos ayudarán a crear una jerarquía de contenidos que sean útiles para el usuario a la hora de navegar por la web.

Para que no nos perdamos, pongamos un ejemplo práctico sobre patrones de búsqueda. Supongamos que la web que estamos analizando ofrece entradas para eventos en diferentes ciudades de España y hemos identificado los siguientes patrones:

  • Tipo de evento (teatro, conciertos, festivales…)
  • Tipo de evento + ciudad (conciertos + Madrid, teatro + Bilbao…)
  • Tipo de evento + tipología (conciertos + rock, teatro + comedia…)
  • Tipo de evento + ciudad + tipología (conciertos + Madrid + rock)

A partir de estos patrones, deberemos organizar los niveles de navegación de forma jerárquica y a través de una lógica semántica. Veamos cuáles son:

Niveles de navegación de una URL

 

  • Nivel 0. Será la home de la página web ya que no le sigue ningún otro nivel: www.aquimiweb.com
  • Nivel 1. El nivel más cercano a la raíz del dominio, y por lo tanto desde donde colgrán las páginas o categorías más prioritarias de cara al posicionamiento SEO. En el caso del ejemplo de la web de venta de entradas para eventos, en el primer nivel de navegación añadiremos páginas por tipo de evento: www.aquimiweb.com/conciertos, www.aquimiweb.com/teatro
  • Nivel 2. En el segundo nivel de navegación de la URL colgarán las diferentes subcategorías. Siguiendo con el ejemplo, utilizaremos uno de los patrones detectados en la investigación de palabras clave (tipo de evento + ciudad): www.aquimiweb.com/conciertos/madrid, www.aquimiweb.com/conciertos/rock.
  • Nivel 3: De aquí colgaremos las páginas menos relevantes ya que serán las que más alejadas se encuentren de la raíz del dominio, pero que igualmente serán interesantes de cara al posiconamiento. Agruparemos las páginas nacidas de la combinación de los patrones de búsqueda principales: www.aquimiweb.com/conciertos/madrid/rock, www.aquimiweb.com/conciertos/madrid/octubre.

Además…

  • Hay que tener en cuenta que podrán existir páginas estáticas en primer nivel de navegación debido a la importancia SEO. Por ejemplo, quizás sea interesante crear una página en primer nivel referente a un festival de música www.aquimiweb.com/festival-bbk-live o de un musical www.aquimiweb.com/musical-el-rey-leon.
  • No es recomendable generar páginas de alto valor estratégico que cuelguen más allá del tercer nivel de navegación (> 3 clics), ya que será más difícil para los robots acceder hasta ellas.
  • A pesar de que lo más recomendable es que toda la estructura web esté jerarquizada, puede existir el caso en el que se produzca un salto de nivel cuando hay varias rutas de navegación diferentes para llegar a la misma página. Supongamos que para llegar al concierto de Muse en Madrid, podemos llegar de dos maneras:
    • Ruta 1: Home > Conciertos > Madrid > Muse > “Ficha de concierto”
    • Ruta 2: Home > Conciertos > Rock > “Ficha de concierto”

Para este caso, lo que haríamos sería lo siguiente: generar un salto de nivel de navegación para colocar la ficha de concierto en primer lugar y así evitar duplicidades de URL: www.aquimiweb.com/concierto-muse-madrid/. No obstante, habría que determinar la mejor solución en cada caso concreto.

¿Y qué es eso de taxonomías y foksonomías?

Cuando hablamos de folksonomías y taxonomías, nos referimos a las formas de organizar y estructurar el contenido web. Ahora bien, ¿en qué se diferencian?

Las taxonomías tratan de organizar el contenido de una página web de forma adecuada para los usuarios a través de una categorización. Por ejemplo, una taxonomía sería “Conciertos” o “Teatro”, pero también serían las subcategorías “Conciertos – Madrid”, “Teatro – comedia”. Por otro lado, las folksonomías serían agrupaciones alternativas de contenido, también llamadas etiquetas. Por ejemplo, tendría sentido agrupar bajo una etiqueta todo el contenido relacionado con entrevistas a grupos de música o cantantes www.aquimiweb.com/tag/entrevistas.

Análisis de las URL

Las URL de un sitio web son relevantes para los buscadores de cara a identificar el contenido que se encontrarán en la página. Las URL amigables o semánticas son aquellas que leyéndolas puedes hacerte una idea del contenido que hay en la página. A la hora de escribir este tipo de URL hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

    • Longitud de la URL: cuanto más extensa sea la URL, más relevancia perderán las palabras clave: www.aquimiweb.com/categoria/subcategoria/subcategoria-inferior/sub-subcategoria-inferior-super-secundaria/ficha-producto.
    • URL con parámetros dinámicos: hay que evitar, en la medida de lo posible, que las URL integren parámetros dinámicos difícilmente legibles: www.aquimiweb.com/p=5/?iorder=2/product=345.
    • Utilización de guiones medios vs. guiones bajos: los guiones medios funcionan como espacios entre palabras, por eso se interpretan mejor que los guiones bajos: www.aquimiweb.com/amo_los_guiones_bajos.
    • Incluir keywords en la URL: además de facilitar a Google la interpretación del contenido de la página, es un elemento importante para potenciar el CTR y atraer el clic por parte del usuario: www.aquimiweb.com/keyword-ultra-importante.
    • Evitar el uso de stopwords: las preposiciones dentro de la URL hacen que se alargue innecesariamente, por eso es mejor prescindir de términos tipo “para”, “de”, “en”, etc: www.aquimiweb.com/a-ante-bajo-con-contra.

Enlazado interno

El objetivo de llevar a cabo una estrategia de interlinking es reforzar la conexión entre las diferentes secciones y contenidos para repartir el link-juice por toda la web. A la hora de analizar la estrategia de enlaces internos de una web, podemos diferenciar las siguientes tipologías de enlazamiento:

  • Enlaces verticales: son aquellos enlaces que vinculan contenidos que están en diferentes niveles de navegación. Por ejemplo, desde www.aquimiweb.com/conciertos hacia www.aquimiweb.com/conciertos/madrid.
  • Enlaces horizontales: son enlaces que unen páginas que se encuentran en el mismo nivel de navegación. Por ejemplo, desde www.aquimiweb.com/conciertos hacia www.aquimiweb.com/teatro.
  • Enlaces contextuales: son enlaces que están integrados dentro del contenido y por lo tanto tiene un gran valor SEO gracias a su contextualización.

A la hora de definir los enlaces internos, deberán de compartir una serie de características:

  • En los enlaces contextuales sobre todo, utilizaremos un texto ancla que sea atractivo y que, a poder ser, integre algún término estratégico.
  • Deben de ser de tipo dofollow para traspasar el page rank a otras páginas.
  • La home será la página donde enlazaremos las secciones que están en un lugar algo más secundario, pero que es interesante posicionar. Por ejemplo, Conciertos en Madrid en 2018.

¿Y qué pasa con el footer?

El footer es la parte inferior de la web y está destinada a incluir la información más secundaria o de menos relevancia. Lo primero que tendremos que analizar es que el footer no tenga un enlazamiento masivo y que no esté sobre-optimizado.

¿Qué tipo de información conviene incluir?

  • Información de la política de cookies y privacidad. Sobre este tipo de contenido, es recomendable aunar toda la información en un solo enlace y evitar añadir muchos enlaces que se replicarán por todas las páginas internas de la web. Un ejemplo de cómo aunar toda esta información en una sola página es Moz:

footer moz politica de privacidad

 

  • Si es un negocio local, incluye el NAP (nombre, dirección y teléfono).
  • Si es un ecommerce, condiciones de envío, métodos de pago, soporte.
  • Otra información: enlaces a los perfiles de las redes sociales.

Sobre todo, ¡nunca sobreoptimices el footer!

ejemplo de footer sobreoptimizado

 

Uso correcto de los breadcrumbs

El objetivo de este marcado es establecer una estructura de enlaces reflexivos dentro de la arquitectura web. Desde el punto de vista de la usabilidad, permite al usuario reconocer el punto de navegación en el que se encuentra y la oportunidad de volver a niveles anteriores. Los breadcrumbs se pueden implementar en el HTML a través de los microformatos. Para los más curiosos, en esta MartesClass dimos algunas pinceladas sobre los microformatos o Rich Snippets.

A la hora de analizar los breadcrumbs de una página, tendremos en cuenta lo siguiente:

  • Debe mostrar al usuario los pasos hasta la home o página principal del sitio.
  • Google y otros buscadores hacen uso de este marcado para reconocer la arquitectura del sitio web (la jerarquización de los niveles y estructura web).
  • Aprovechar este elemento para incluir términos clave:

ejemplo breadcrumb kiwoko

 

Como véis, tener una arquitectura web óptima para los usuarios y buscadores va a ser fundamental y tendrá un impacto directo en el rendimiento de nuestro sitio web.

En el próximo post, nos pondremos algo más técnicos y hablaremos sobre WPO y velocidad de carga. ¡Os esperamos! 🙂