21 Abr 2016
Herramientas SaaS para SEO
Lectura: 11 mins.
|
Dificultad:

SEO SaaS: el panorama de las herramientas SEO en la nube

Los que nos dedicamos al SEO tenemos que emplear infinidad de herramientas para recopilar datos y analizarlos en busca de extraer la mejor información. Algunas herramientas las proporciona el propio Google, como el inestimable Keyword Planner o el propio Analytics.

Pero también existen muchas otras empresas y profesionales que desarrollan herramientas orientadas a ayudarnos en los procesos SEO, generalmente a través de ese modelo “SaaS” (Software as a Service) en la nube. Vaya por delante que ninguna herramienta en este post está “patrocinada” ni tenemos relación comercial de ningún tipo con ellas, sólo las usamos, como tú.

El caso es que a lo largo de los años hemos podido detectar algunos patrones que se repiten una y otra vez con estos programas, seguro que te suena…

La historia de intentar abarcarlo todo

Algunas herramientas nacen con un pequeño cometido, fruto del desarrollo de una pequeña aplicación práctica que de repente alguien descubre que puede ser de ayuda a muchos usuarios, en este caso a muchos SEOs.Menú Semrush

Un ejemplo de SEO SaaS es Semrush; esta plataforma nace con vocación de investigar palabras clave más allá de nuestro dominio. Y es que si bien gracias Analytics antes, Search Console ahora, tenemos más o menos controlados los términos por los cuales nos encuentran nuestros usuarios, no ocurre lo mismo con los sitios de la competencia.

Así algunas herramientas como Semrush decidieron establecer sus propios rastreos de búsquedas y almacenar los resultados en sus propias bases de datos, de manera que pudieran obtenerse rápidamente los términos de posicionamiento, primero de pago y luego orgánicos, de cualquier dominio. Si no conocías la herramienta tampoco te emociones… son resultados parciales (no conoce todas las búsquedas), con “lagunas” para ciertos dominios y con más “chicha” para búsquedas desde el mercado estadounidense. Aún así, está bien.

Pues bien, Semrush es un claro exponente del SEO SaaS que intenta abarcarlo todo. Comienza por los términos clave, ve que la cosa “funciona” bien y que alcanza una buena masa de usuarios, entonces piensa “si añado funcionalidades que le interesen a esta gente, les fidelizo y además les puedo cobrar un poco más“… y allí que implementan funcionalidades para rastreo de las webs (no sólo SERPs), estudio de los enlaces entre dominios, comparativas de todo tipo, señales sociales, optimización on-page y enlazado interno, etc.

Personalmente no me gusta este camino. Soy de los que piensa que alguien no puede hacer muchas cosas muy bien, pero sí puede hacer unas pocas cosas excelentemente. Lo malo que tenemos los románticos es que tenemos que pagar una licencia de Semrush para estudio de términos clave y otra de Ahrefs para estudio de backlinks, cuando ambas herramientas prometen que pueden hacerlo todo. Cada una es la mejor en lo suyo, así que la combinación de ambas fuentes me ofrece información más valiosa.

Es lo que hay de momento, parece que la única herramienta que me puede hacer cambiar de opinión a medio plazo sería Sistrix, especialmente gracias a pasos como el que acaba de llevar a cabo: una colaboración con Majestic que le permite compartir su base de datos de backlinks. Tal vez una fusión de “los grandes” fuese el único camino hacia la herramienta definitiva. Además han optado por convertirnos a los SEOs en suscriptores y por un marketing de contenidos potente…

Pero ya veremos hacia dónde termina yendo Sistrix, porque me recuerda mucho al proyecto de Searchmetrics, más famoso en esta zona de Europa por su estudio anual de factores SEO que por su propia herramienta, que a pesar de estar bien no caló por estos lares.

…Y ésta es la historia de cómo los SEO SaaS de repente se vienen arriba e intentan abarcar todo para ser “el servicio definitivo”.

La historia del eterno servicio gratuito

Otro patrón que se repite mucho con este tipo de software y que tal vez os suene de algo… la típica funcionalidad SEO por la que no parecemos dispuestos a pagar y que “siempre alguien la ofrecerá gratis”.

En este caso mi ejemplo será Uber Suggest, una herramienta que tiene más años que el código binario y que algunos “falsos gurús” siguen “descubriendo” en sus charletas de vez en cuando (mi apoyo a todos ellos, de las charlas también se sale, ánimo).

Por si alguien no lo conoce a estas alturas, Uber Suggest nace al rebufo de Google Suggest. De repente alguien se da cuenta que las sugerencia de Google cuando empiezas a escribir en el cajetín son muy interesantes de cara al desarrollo de los keyword research, así que se desarrolla esta herramienta, con pocas pretensiones por otra parte, orientada a ofrecer un listado completo de sugerencias que Google aporta en relación a un término concreto para entender mejor cómo busca el usuario. Parece lógico.

Antiguo Ubersuggest
Antiguo Ubersuggest

Hace poco ha actualizado su diseño (ya era hora) y ha sucumbido a la tendencia de las extensiones “.io” (antes .org) para este tipo de herramientas:

Nuevo Ubersuggest
Nuevo Ubersuggest

 

En este punto de la historia del eterno servicio gratuito, hay siempre un erudito que piensa “Hey, esto mismo pero con un diseño más bonito y alguna funcionalidad cuqui me lo quitarán de las manos!“. Y así nacen “imitadores mejorados” como en este caso fue la herramienta KeywordTool.io, con una interfaz más agradable que la original de Uber Suggest y detalles más cuidados (Youtube, Bing, Amazon…).

Keywordtool.io

Pero cuidado, It´s a trap! Se veía venir que el modelo sería de pago en poco tiempo… y así fue. De repente se incluyen funcionalidades “premium” integrando APIs de Google para saber el tráfico que genera cada uno de los términos, así como otros datos orientados a SEM. Algunos usuarios ahuyentados por el estruendo de la palabra “pagar” empiezan a buscar otras vías, desconsolados. Y aquí llega el capítulo 3 de la historia del eterno servicio gratuito…

Siempre hay alguien dispuesto a devolver la paz a aquellos usuarios que buscan un SEO SaaS gratuito. Supongo que así nace Keyword.io, una excelente herramienta en la misma sintonía que las anteriores, podríamos llamarle “Uber 3.0”.

Keyword.io

Hoy es el día que Keyword.io ha enviado una newsletter a sus usuarios explicando las bondades de sus novedosas funcionalidades Premium de pago. Y es que, como cantaban Reincidentes, “la historia se repite“… y no va a terminar! 🙂  Seguramente este eterno círculo vicioso sólo podría acabar cuando una de las herramientas que intentan abarcar todo incorpore estas funcionalidades. Paradójico, no?

…y ésta es la historia de cómo jamás pagaremos por ciertos servicios que sin embargo seguirán sucediéndose, bajo el modelo “primero capto usuarios y luego intento monetizarlo”.

La historia de cómo los clientes juegan a ser SEOs

A todos nos ha pasado, el típico cliente que juega a ser SEO. Primero compra un montón de dominios bajo lo que él piensa que es una “estrategia SEO” (alguien tenía que decir esto en voz alta, no pongas esa cara) y luego tira de herramientas gratuitas (últimamente se vienen muy arriba y algunos incluso pagan por la versión PRO) para hacer sus propios “informes SEO”. Sinceramente, es divertido… pero toca los coj**** un poco.

Es lo que tienen las herramientas SEO SaaS, lo que tiene el uso en general de Internet: Las barreras de entrada son bajas, suele haber mucha información y tutoriales al respecto en la propia red, y su uso puede resultar hasta divertido si te gusta la tecnología.

Pero aquí pasa lo mismo que con las redes sociales, lo gratis sale caro, y dejar en manos de personal no especializado estas tareas puede ser más peligroso que darle una navaja a un mono. El mismo ingeniero de caminos que dice hacer el SEO de su empresa se llevaría las manos a la cabeza si yo le dijese cómo tiene que construir los puentes… ¿o no?

Podéis llamarme talibán pero yo siempre he propuesto establecer barreras de entrada importantes en formato económico “para que la gente no enrede”. Si un dominio costase 800€ en lugar de 8€ seguro que se quitaba mucha tontería! 🙂

Volviendo a las historias de los SEO SaaS y el bonito cuento de cómo los clientes juegan a ser SEOs, todo esto tiene en mi humilde opinión unos orígenes inevitables:

  1. La todavía nula formación en aspectos digitales por parte de las cúpulas de toma de decisiones en la mayoría de negocios
  2. La escasa cultura digital de las empresas en general que hace que algunos trabajadores adopten roles que no les compete
  3. Las mínimas barreras de entrada, las herramientas gratuitas (y Freemium) y el “Internet no cuesta dinero”
  4. El aspecto lúdico-social que aún hoy se le atribuye a Internet en los propios entornos laborales…

La buena noticia es que, poco a poco, cada vez se ve “más nivel” entre los clientes. Unos sectores se actualizan más rápido que otros, pero el relevo generacional está llegando inexorablemente hasta todos los departamentos y sectores. El horizonte tiene muy buena pinta.

Mientras tanto recordad huir rápidamente de clientes que presenten cualquiera de estas características:

  • Quieren explicarte cómo tienes que hacer SEO (muy típico que intenten imponer unas keywords absurdas a posicionar)
  • Cuestionan el precio de tus servicios y/o intentan regatear (suelen exigir resultados de 10 y quieren pagar servicio de 5 raspado)
  • Resultan demasiado absorbentes y quieren quedar cada dos por tres (deben entender que los reportes tienen su tempo)
  • Frases que encienden las alarmas: “Esto lo podríamos hacer nosotros”, “Hemos tenido muchos proveedores”, “Buscamos alguien que nos lleve todo”…

…y ésta es la historia de cómo contaremos a nuestros hijos que, antes, los clientes creían que sabían tanto como los profesionales a los que contrataban (“¿Pero entonces para qué os contrataban, papá?”).

De todas formas no olvidemos que vivimos de los clientes, solo es cuestión de seleccionarlos bien y luego darles todo el cariño que se merecen. El hecho de que estén familiarizados con los SEO SaaS no debe asustarnos, debería ser hasta bueno. Cuanto más conozca el cliente “bueno” sobre nuestro sector, generalmente más pondrá en valor nuestro trabajo. De hecho si contactan con nosotros es porque ellos mismos no han sido capaces, pese a todo, de conseguir sus objetivos online.

El futuro de los SEO SaaS

Las herramientas online siempre serán necesarias para los SEOs, una parte fundamental de nuestro trabajo.

Uno de los aspectos que más estrés genera es lo rápido que avanzan y mutan, al propio ritmo de Internet y de los cambios algorítmicos de Google. No paran de salir a la luz nuevas funcionalidades y nuevos competidores, resulta complicado estar al día y probar todos! 🙂

Pero sin duda estamos acostumbrados a este ritmo frenético. Al menos los modelos de pago mensuales nos permiten no comprometernos a largo plazo e integrar el uso de varias herramientas en nuestras campañas SEO o en las auditorías. Ya he comentado que personalmente abogo por el uso combinado de varias herramientas para una información más rica.

Si quieres apostar por un paquete que aporte un servicio global seguramente tu herramienta es Sistrix.

Si cuentas con recursos suficientes te animo a que lo compatibilices con otras. Para estudiar la competencia de keywords, tanto orgánica como SEM (y especialmente en mercado USA) recomiendo usar Semrush. Para estudio de backlinks, Ahrefs. Si todavía prestas atención a los rankings nosotros usamos ProRankTracker. Para la optimización on-page el rey es Screaming Frog (ahora también logs), pero como es de escritorio también puedes probar el SaaS DeepCrawl

De momento el futuro de los SEO SaaS (voy a inventarme un término nuevo, que es gratis: “SSaaS“) parece muy parecido al presente. Herramientas luchando por acaparar un servicio global, y otras más modestas para pequeñas funcionalidades luchando por encontrar su modelo de monetización.

El único cambio de panorama que me arriesgo a pronosticar es el crecimiento de herramientas del propio Google orientadas al SEO. Y es que como nos ha dicho un cliente recientemente “el SEO está de moda” y cada vez llegará a más gente… así que el propio buscador estará interesado en ampliar y mejorar herramientas que ya hoy son fundamentales, como Search Console (aka Webmaster Tools).

Seguiremos el devenir de los SSaaS y probaremos todo lo que se ponga a tiro… y aquí os lo contaremos! 😉