14 Abr 2016
La importancia de la UX en el SEO
Lectura: 7 mins.
|
Dificultad:

La importancia de la UX en el SEO

Son muchas las tendencias actuales del SEO, una disciplina mucho más rica que antaño, pero tal vez la más importante sea el “mimo” y cuidado del usuario. Potenciar una buena experiencia de éste ya no sólo tendrá una recompensa en términos de conversión, sino también en términos de rankings y SEO.

La importancia de la UX en el SEO

 

Y es que, a fin de cuentas, ¿no ha sido esto (la buena experiencia del usuario) lo que Google siempre buscó?

Qué significa UX

Como seguramente sabrás si estás leyendo este artículo, las siglas corresponden a “User eXperience” o lo que es lo mismo, “Experiencia de usuario”.

Si nos vamos a la Wikipedia la definición sería algo así como “Conjunto de factores y elementos relativos a la interacción del usuario, con un entorno o dispositivo concretos, cuyo resultado es la generación de una percepción positiva o negativa de dicho servicio, producto o dispositivo“. Además la propia definición recoge términos interesantes en relación al desarrollo y optimización web, como:

  • Usabilidad
  • Interacción
  • Accesibilidad
  • Diseño
  • Contenidos
  • Encontrabilidad
  • Utilidad…

Y por último la Wikipedia señala que, además de criterios relativos al diseño, la UX depende de aspectos emocionales, sentimientos, branding, confianza

Podríamos añadir que existen diferentes variantes como la mUX (“mobile user experience” o experiencia de usuario en móviles) e incluso la Micro UX cuando hablamos de micro-interacciones y micro-elementos! :O

Hace años todos estos conceptos no tenían absolutamente nada que ver con el SEO, pero hoy en día podemos decir todo lo contrario: sin una buena experiencia de usuario, el proyecto a la larga está condenado al fracaso, tanto a nivel SEO como de negocio.

Experiencia de usuario = Señales de usuario

Recientemente escribía un post sobre la intención del usuario en las búsquedas SEO y cómo los resultados de búsqueda de Google están, cada vez más, condicionados por las “señales de usuario”.

Google sabe lo que pasa en sus páginas de resultados, así que sabe si una página ha sido de ayuda al usuario o si, por el contrario, éste se ha visto obligado a visitar otra página entre los resultados de búsqueda. Esto sería una señal de usuario. ¿Cómo conseguimos señales positivas de usuario?

  • Contenido de valor: darle al usuario una respuesta en relación a la necesidad que provocó su búsqueda.
  • Coherencia semántica: adecuar el contenido a las búsquedas en las que deberíamos aparecer.
  • Experiencia de usuario:
    • Branding
    • Confianza
    • Usabilidad
    • Tiempos de carga…
  • Persuasión >>> Conversión

Si optimizamos estas áreas, conseguiremos una mejor experiencia de usuario, y por tanto un comportamiento afín a nuestro sitio web que Google traducirá en una mejora de los rankings para nuestras páginas.

La conversión y el SEO

Algunos se sorprenderán de que incluya la conversión como uno de los factores relacionables con el SEO, sin embargo es bastante lógico:

Un sitio web que persuade y consigue convertir es igual a una buena experiencia de usuario ergo la persuabilidad web también puede considerarse parte del SEO.

Pongamos el ejemplo de una empresa que vende servicios a otras empresas. Si un usuario llega a nuestra página B2B buscando información sobre el servicio que ofrecemos, lo contamos bien y de manera usable, trasladamos un mensaje creíble y persuadimos al usuario, es muy posible que éste termine enviando un formulario de contacto solicitando más información o una llamada comercial, es decir, es muy posible que se alcance la conversión.

Al tiempo que el usuario convierte, decrecen las opciones de que vuelva a la SERP buscando otro proveedor para el mismo servicio. Habrá excepciones claro, pero en la mayoría de ocasiones las conversiones vienen de una en una (o de pocas en pocas) y, por tanto, una conversión en nuestro sitio supone menos conversiones en los sitios de nuestros competidores, de manera que las señales de usuario positivas que Google “reparta” para esa búsqueda las habremos ganado nosotros.

El auge del branding

Otro de los factores que habrán chirriado en el listado anterior será el branding o la “potencia” de la marca. Pues bien, es uno de los valores más apreciados y potenciados por el propio Google! 🙂

Hace unos años con el “destierro” de Google a los EMD (Exact Match Domain), esos dominios de concordancia exacta tipo “alquilarpisosmadrid.com”, el propio buscador hizo expreso hincapié en la necesidad de potenciar una marca, de tener un dominio que correspondiese con el nombre comercial o la marca de nuestra empresa o producto, en lugar de utilizar estos EMD.

Matt Cutts about exact-match domains

Fue sólo el primer paso hacia la concienciación de la importancia del branding online por parte de Google, algunos dirán como siempre que por intereses relacionados con el PPC, otros lo atribuirán a la propia lógica del marketing online, como es mi caso:

El marketing online comparte valores básicos con el marketing y la comunicación tradicionales, que siempre prevalecerán, como es el caso del branding entre otros.

Desde entonces Google maneja cada vez más factores SEO relacionados con el branding. Un ejemplo es el CTR: se recomienda incluir el nombre de la marca en el “Title” para potenciarlo, es decir, se insta a tener una marca fuerte y reconocible. Otro ejemplo son los links implícitos (implied links) o brand mentions, es decir, menciones que se hacen online de la marca sin incluir un enlace… lo que viene a ser la brand authority de toda la vida!

Qué es SXO

Las siglas “SXO” corresponden a “Search eXperience Optimization”, del inglés “Optimización de la experiencia de búsqueda”. Es un término acuñado por Search Engine Land en 2015, fruto de los paralelismos existentes entre la UX y el SEO.

En aquel artículo ya se establecían algunas de las primeras señales de usuario que Google comenzaba a utilizar:

  • CTR
  • Pogo Sticking
  • Rebote rápido
  • Rebote lento
  • Repetición de la búsqueda…

Conclusiones

Si te dedicas o pretendes dedicarte al SEO, olvídate de los tiempos en los que sólo importaban las palabras clave. Si bien un keyword research es vital, esto ya no va de repetir términos unas cuantas veces. Frente al panorama tradicional de Relevancia (keywords) y Autoridad (enlaces), ahora entran en juego:

  1. Crawl optimization
    Facilitar el acceso, la indexación y la clasificación de la información por parte de los crawlers de Google, optimizando la experiencia de éstos en tu sitio.
  2. Relevancia semántica
    Pensar en tópicos, aspirar a un mayor número de términos SEO por página a través de la riqueza semántica y los estudios TF/IDF.
  3. Autoridad de la marca
    No sólo pensar en enlaces (que también y mucho) sino en menciones, en reputación, en redes sociales, reviews, etc.
  4. Experiencia de usuario
    Desde lo más tradicional del marketing hasta los aspectos técnicos que propician las buenas experiencias (ej: uso de CDNs para mejorar los tiempos de carga).

Así que si conceptos como la usabilidad, la analítica o el social media te son totalmente ajenos… empieza a leer mucho y practicar más, para ser un mejor SEO en 2016.

En próximas semanas intentaremos publicar algunos ejemplos prácticos de sitios web cuya UX está ayudando a mejorar sus rankings SEO, estad atentos!! 🙂